Gobierno aplicaría vacuna de VPH a niñas no escolarizadas

Gobierno aplicaría vacuna de VPH a niñas no escolarizadas

Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  

La Secretaría de Salud de la Gobernación del Atlántico acatará la decisión de la Corte Constitucional frente al pronunciamiento de la Procuraduría General de la Nación en el que establece que la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) debe ser administrada a las niñas entre los 9 y 17 años, independientemente si están o no en el sistema educativo.

El Ministerio Público dijo que las niñas no escolarizadas también deben ser vacunadas contra el VPH, ya que la Ley 1626 de 2013 se refiere exclusivamente a las “niñas entre cuarto grado de básica primaria y séptimo grado de básica secundaria”.

El secretario de Salud del Atlántico (e), Hernando Viloria Eljach, indicó que desde agosto de 2012, mediante el Programa Ampliado de Inmunizaciones, se está cumpliendo con esto al suministrar la vacuna a las menores de cuarto grado de primaria  a séptimo grado de secundaria en las instituciones educativas del Departamento.

“En la Administración Departamental tenemos toda la disponibilidad para acatar las medidas que implemente el Ministerio de Salud, de acuerdo a la decisión de la Corte Constitucional ante la demanda que considera inconstitucional el hecho de que la Ley solo haga mención a las niñas escolarizadas, lo que motivó la solicitud de la procuradora Martha Isabel Castañeda Curvelo en el sentido de que la norma incluya a todas las niñas entre los 9 y 17 años, al margen de si estudian o no”, manifestó Viloria Eljach.

Agregó que la vacuna contra el virus del papiloma humano fue aprobada en el 2008 y está incluida en el Programa Ampliado de Inmunización desde el 2012.

Durante 2016 en el Atlántico se aplicó la vacuna a más de 2 mil niñas, como se ha hecho desde 2012, sin que a la fecha se reporten casos adversos o hechos que lamentar”, precisó el funcionario.

El caso más reciente es el de la niña Dálida Picalúa Díaz, quien desde hace tres años residía en el municipio de Soledad, cuya muerte es  vinculada a la aplicación de la vacuna del VPH, Viloria Eljach informó que el reporte del Ministerio de Salud evidencia que la joven falleció por un paro cardiorrespiratorio el 31 de diciembre durante la realización de un procedimiento de diálisis en una institución de salud de Barranquilla.

También explica el informe que desde el 3 de agosto de 2016 la menor había presentado complicaciones por enfermedad cardiorrenal hipertensiva con insuficiencia cardiaca, confirmándose el diagnóstico de lupus eritematoso sistémico.

“La fuente nacional nos indica que los archivos de la EPS a la que se encontraba afiliada la niña confirman que a la paciente se le solicitaron exámenes en agosto del 2011 por dolores articulares, lo cual podría ser la manifestación inicial del lupus que provocó su deceso”, expresó el Secretario de Salud del Departamento (e).

El reporte oficial detalla que en junio de 2013 (fecha posterior a la consulta por dolores articulares), la paciente fue vacunada contra el virus del papiloma humano  en el municipio de El Carmen de Bolívar. Sin embargo, debido a su mudanza a Soledad, la joven no formó parte del censo de niñas y adolescentes que entre agosto y septiembre de 2014 presentaron un evento masivo en el municipio bolivarense.

Por su parte el Ministerio de Salud y Protección Social recordó que no existe ninguna evidencia científica que permita relacionar la aplicación de la vacuna con la aparición de enfermedades como el lupus eritematoso sistémico, el cual fue la causa del fallecimiento de la menor. Al contrario, en la EPS sí existe evidencia de  inicio del lupus antes de la vacunación contra el VPH.

Hizo además un llamado respetuoso a sustentar las causas del fallecimiento de Dálida Picalúa Díaz en evidencias científicas y a no utilizar el dolor de su familia y allegados con fines diferentes al apoyo y la solidaridad.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *