EDITORIAL: Hacia el “nuevo Acuerdo Final”

Nacionales
Comparte este artículo
  •  
  •  
  •  
  •  

La próxima semana se inician las cruciales renegociaciones en La Habana para un nuevo Acuerdo Final con las Farc, ahora con aportes de las propuestas de quienes lideraron el No y, según el Gobierno y las Farc, también serán consideradas las de quienes votaron por el Sí.

Hasta ahora el compromiso de la mesa de negociaciones es dar a garantías a todos para hacer “ajustes y precisiones”. Pero la oposición más radical pide que haya revisiones de fondo. De hecho, algunas de las propuestas ya conocidas van desde el encarcelamiento efectivo de los líderes de las Farc, su renuncia a la elegibilidad política y la eliminación de la acordada Justicia Transicional que se aplicaría. Se trata de puntos sobre los cuales es difícil el nuevo acuerdo. Por eso el Gobierno y los voceros de la Unidad Nacional empiezan a decir que hay actuación dilatoria de la oposición.

El hecho reciente más importante frente a la crisis nacional sobreviniente al plebiscito del 2 de octubre fue la decisión comunicada por el presidente Juan Manuel Santos el jueves en la noche de una prórroga del cese bilateral del fuego hasta el 31 de diciembre, señalando que esta fecha limite no constituye un ultimátum para cerrar antes las negociaciones reabiertas pero con la esperanza de que se aproveche al máximo el tiempo. Las reacciones a esa prórroga han sido positivas en todos los sectores políticos y en las Farc. Tal gesto da confianza y se reducen las posibilidades de retorno inmediato de la violencia.

Santos hizo el anuncio tras recibir el último paquete de propuestas de cambio para el Acuerdo Final por los partidos o movimientos que mayor incidencia tuvieron para el triunfo del No, propuestas que, según el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, serán puestas en orden para llevarlas, una vez que el Gobierno las haya valorado, a la mesa de La Habana. Está claro, entonces, que la agenda que negociará Humberto De la Calle y su equipo con las Farc corresponde a un proceso con  previa filtración de las propuestas.

De manera que se esperan complejos debates tanto en Colombia como en La Habana. Las Farc no se han movido aun de su punto de que el Acuerdo Final está vigente y en implementación, a pesar de que formalmente anunció con el Gobierno la posibilidad de hacer “ajustes y precisiones”.

El Presidente uso la expresión “nuevo Acuerdo” para referirse al producto que se espera lograr a partir de las negociaciones que se reabren y empieza a debatirse cuál sería la formula refrendatoria, pero, habiendo sido negado por votación popular, lo conducente es que haya una nueva convocatoria de consulta.

En manos del Gobierno las propuestas de cambio en el texto y con debate nacional sobre las mismas, así como una intensa pedagogía de los contenidos ya firmados, toman fuerzas las presiones ciudadanas contra la dilación. Hay debate público pero también movilizaciones sociales con pocos antecedentes para que culmine satisfactoriamente el proceso hacia el nuevo Acuerdo. En la Plaza de Bolívar de Bogotá hay acción colectiva permanente para impulsar los  acuerdos.

El Presidente dijo en su alocución que extendía el cese bilateral del fuego porque se lo habían pedido los jóvenes. Sin duda, un cumplido para darles ánimo, pues tal prórroga es obvia en las actuales circunstancias en que las Farc  han insistido en que siguen el proceso y que la paz no tiene reversa, mientras que todos los líderes del mundo le apoyan para que culmine bien su propósito. Incluso, el Nobel le fue otorgado para que remate positivamente la tarea de pacificación en que ha estado comprometido por cinco años.

  ¿Qué se ve venir? Sin duda, un debate intenso, y posiblemente de nuevo polarizante, sobre los detalles del nuevo Acuerdo. La fecha del 10 de diciembre, cuando el Presidente debe recibir el Nobel, dadas las incertidumbres nacionales, se yergue como hito para mostrar resultados. Lo que está por iniciarse es crucial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *