En una trocha sobre la vía al corregimiento de La Bonga, en el municipio de Juan de Acosta fue hallado el cadáver de Carlos Palovi, un joven de nacionalidad venezolana.

Según información de las autoridades, el occiso recibió cuatro impactos de bala y su cuerpo fue abandonado entre los matorrales. Lo curiosos del caso es que una motocicleta propiedad del occiso fue hallada horas después del crimen en otro sector.

De la víctima se pudo establecer que residía en ese municipio del Atlántico junto a sus padres, quienes habían retornado el vecino país.

De acuerdo con la comunidad el joven era consumidor de drogas por lo que no se descarta que el crimen guarde relación con estos hechos.