El empresario Eduardo Dávila, dueño del equipo Unión Magdalena a través de un tweet reclamó al cantante Carlos Vives por el uso de los colores y la marca del equipo para un video musical sin ser autorizado, según él, por la institución.

Davila se encuentra se encuentra en medio de una acusación de asesinato por lo cuál tiene casa por cárcel.