El joven barranquillero de 23 años identificado como Kevin José Hernández Altamiranda, se encontraba de paseo en Playa Blanca un balneario de la ciudad de Cartagena, con algunos amigos cuando ocurrió la tragedia.

Según señalaron algunos testigos, el muchacho habría comido y consumido licor previo a irse a bañar en compañía de sus amigos. Se encontraba nadando cuando un hombre que estaba paseando en lancha se percató de que se estaba ahogando y dio aviso a sus compañeros.

Hernández Altamiranda recibió los primeros auxilios y posteriormente fue llevado a un hospital en Bocagrande donde personal médico confirmó que había muerto.

El cuerpo del joven fue reclamado por sus familiares que viajaron a Cartagena para el trámite de entrega y traslado a Barranquilla.

El joven vivia en el barrio Las Colonias de Soledad y era el menor de cuatro hermanos.