En manos del Grupo Enel, de Italia, quedaría la empresa Electricaribe tras ser la única firma que se postuló hasta el pasado viernes 2 de noviembre para ser el nuevo operador de energía en los siete departamentos de la Costa Caribe.

La compra de la empresa sería a través de la filial Enel Américas, con sede en Chile, que además opera otras firmas en Colombia como Codensa; y se posiciona como una de las multinacionales más importantes en Perú, Brasil y Argentina.

Ahora bien, una vez recibido el sobre, el Estado colombiano deberá emitir respuesta en los próximos días,luego de evaluar si Enel cumple con los requisitos para acreditarse como ‘Inversionista preclasificado’.

Según lo establecido, el nuevo operador deberá contar con un patrimonio superior a los 500 millones de dólares y disponibilidad de inversión de $7,1 billones durante un periodo de 10 años.

Es de recordar que Electricaribe fue intervenida por una crisis financiera y de operaciones que aún mantiene en vilo a varios municipios de la región.