Una tragedia ocurrió en Indonesia, tras la desaparición en el mar de un avión de la compañía Lion Air, poco después de haber despegado del aeropuerto de Yakarta, en ese país. 

Las autoridades de control aéreo declararon que se perdió contacto alguno con el avión Boeing 727 Air Max, tan sólo unos minutos después de haber despegado con destino a la isla de Sumatra, en el pacífico. 

Tan pronto se informó sobre la desaparición de la aeronave, unos 160 rescatistas se trasladaron al lugar donde se perdió la señal con la tripulación, y se han encontrado los primeros cuerpos de los pasajeros. 

En este vuelo viajaban 189 personas, entre ellos, dos bebés y un menor. Los organismos de rescate expresaron que no esperan sobrevivientes en este siniestro. 

El presidente de Indonesia lamentó el hecho en una alocución televisada por canales nacionales y señaló que en el vuelo iban al menos 23 funcionarios gubernamentales y un ciudadano indio.