Reaparecen en Barranquilla nuevos casos de presunto intento de rapto a mujeres. Esta vez, la víctima fue una enfermera que caminaba por la calle 84 con carrera 36, del barrio Campo Alegre, noroccidente de la ciudad.

La mujer, quien permanece recibiendo atención médica en un centro hospitalario de la ciudad, denunció que dos hombres a bordo de un vehículo negro, intentaron llevársela, intoxicándola con escopolamina.

Cuenta la víctima que se dirigía a su lugar de trabajo cuando los sujetos le cerraron el paso, y a gritos pretendieron subirla al automotor, fingiendo una pelea de pareja.

La mujer opuso resistencia pero el delincuente, de ojos claros y tez morena, la golpeó contra una pared y allí, al parecer, le suministró la droga, para luego huir ante la mirada de varios vecinos que se percataron del hecho y la auxiliaron.

La víctima manifestó no recordar en su totalidad la terrible escena, e incluso dice no reconocer a las personas que la socorrieron.

Frente al hecho, no se ha conocido pronunciamiento de las autoridades.