La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá dio vía libre para utilizar las pruebas presentadas por la Fiscalía contra los hermanos Catalina y Francisco Uribe, en el caso del secuestro, abuso sexual y asesinato de la menor Yuliana Samboní.

En segunda instancia, el magistrado Gerson Chaverra Castro ordenó dar uso a las conversaciones telefónicas y vía whatsapp entre los implicados y Rafael Uribe Noguera, el día que ocurrieron los hechos.

De acuerdo con la Fiscalía, los hermanos habrían modificado los chats de mensajería instantánea para favorecer a Rafael y encubrirlo.

Tales conversaciones fueron enviadas a Estados Unidos, para que expertos puedan recuperar los mensajes que fueron eliminados y así confirmar la culpabilidad de Catalina y Francisco en el crimen de la niña, el pasado 4 de diciembre.