Luego de la polémica en el partido de Millonarios vs Junior en el que Juan Guillermo Domínguez agredió física y verbalmente al arquero Mario Sebastián Viera, e insultó al técnico del equipo tiburón Julio Comesaña, el lateral de ‘Los Embajadores’ fue sancionado con la suma de 338.500 pesos y dos fechas de suspensión, por lo que se considera como “emplear conducta violenta contra el adversario en el partido disputado por la novena fecha contra el Club Deportivo Popular Junior”.

Así mismo, el club Millonarios fue sancionado con una multa de 6.249.000  pesos y dos fechas de suspensión de la tribuna occidental baja del estadio en el que oficia como local por lanzamiento de monedas, tapas, y escupitajos en el partido contra Junior FC.

Sin embargo, la mayor sanción la llevó Lucero Álvarez, arquero de las Águilas Doradas de Río Negro, quien no podrá jugar en ocho partidos y se le impuso una multa de 31.249.000 pesos y la prohibición expresa de ingreso a los estadios por emplear lenguaje ofensivo, discriminatorio, y racista, contra un miembro del equipo adversario.

De igual manera miembros del club de Rionegro Águilas (Presidente y cuerpo técnico) serán investigados por presuntamente emplear lenguaje ofensivo y grosero contra los árbitros y oficiales del partido disputado contra el Once Caldas.

La sanción al arquero se dio luego de la polémica tras el encuentro futbolístico en el que Álvarez lanzó insultos al jugador Johan Carbonero durante todo el partido, hecho que fue denunciado públicamente por Hubert Bodhert en rueda de prensa en la que el presidente de Rionegro Águilas lo insultó frente a los periodistas.