El silencio, la negación, la exclusión, la discriminación y la estigmatización, son las reacciones frecuentes de quienes se enfrentan a la ocurrencia de un intento de suicidio, mucho más frente a uno consumado.

Lograr el aumento en la concientización y la disminución de estas actitudes, así como la violación de los derechos humanos, transformará el “Conversar desde el silencio en conversaciones a voces”, dice la Organzación Mundial de la Salud, que ha invitado a la colaboración interinstitucional para sacar adelante la iniciativa.

Por ello este lunes, en las instalaciones del Salón Múltiple del Centro Cultural Universidad del Atlántico, a las 8:00 am,  iniciará la Jornada de sensibilización sobre la prevención del suicidio que de acuerdo con la psiquiatra Astrid Isabel Arrieta Molinares, presidenta de la Asociación de Psiquiatría del Atlántico, es un problema de salud pública y puede prevenirse.

“Para nosotros los médicos se puede considerar un fracaso terapéutico y preventivo su ocurrencia ya que cerca del 50 por ciento de las víctimas ha consultado con su médico de atención primaria, es decir su médico familiar, diferente al psiquiatra, en el mes anterior a su muerte y tres de cada cuatro lo habían hecho durante el año previo”.

De ahí que la colaboración a la cual insta desde hace 4 años la OMS sea tan importante para la realización de jornadas como la de este lunes, ya que involucra a miembros del Sistema Nacional de Salud, que está en mora de activar en el país un verdadero acceso a la salud mental.

El objetivo de la Jornada es que la comunidad sepa identificar los signos de un posible suicidio y que los médicos puedan ayudar a diagnosticarlo y a prevenirlo.

Por cada caso de suicidio probablemente haya más de 20 que intenten suicidarse, dice Arrieta, quien sostiene que “un intento de suicidio es el factor de riesgo más importante en la comunidad en general”.

• De acuerdo con la OMS un suicidio ocurre cada 40 segundos
• 60 mil intentan cometerlo pero no lo logran.
• Las edades en las que mayormente se presenta esta situación está entre los 15 y 29 años y peligrosamente han aumentado los suicidios en menores de edad.
• De hecho el suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los 15 y 24 años y ya se ven intentos suicidas en niños
Este último dato, dice Arrieta, es una alerta urgente que nos debe llevar a la movilización. *Datos mundiales y locales

Semana de actividades
A la Jornada conjunta de este lunes le seguirá una serie de actividades que llevará a la celebración de La Semana de la prevención del suicidio, Viva la Vida.

Lograr movilizar a la población y ponerla en conocimiento de lo que está ocurriendo en cuanto a los factores de riesgo y darle elementos para reconocerlos y orientarla en cuanto a los factores protectores para prevenir un suicidio, sobre todo en adolescentes, niños y estudiantes, es lo que se busca.