Alrededor de 29 vendedores estacionarios que se encuentran a la entrada de la Universidad del Atlántico, serán reubicados en cómodos y organizados cubículos, para ofrecer un mejor servicio.

“En conjunto con la Gobernación de Puerto Colombia y la Gobernación del Atlántico hemos pensado en soluciones para las problemáticas sociales que se les presentan a estos vendedores estacionarios, encontrando el sentir satisfacción en ellos y nuestros estudiantes que ven que la universidad empieza a cambiar para bien, con soluciones reales”. Expresó Carlos Prasca, rector de la Universidad durante el evento de la reubicación.

De igual forma explicó que tras varias conversaciones entre las partes, se diseñó el proyecto junto al arquitecto Carlos Bell Lemus que cuenta con el aporte de 300 millones donados por el municipios de Puerto Colombia, 500 más por la Gobernación y finalmente la Universidad aportó un total de mil millones de pesos.

Finalmente explicó que esta reubicación temporal será por un periodo de seis meses, y luego de esto se hará la entrega de las casetas oficiales en las que estarán ya de forma permanente, contando igual con el apoyo contaste de la facultad de nutrición y dietética cursos de buenas prácticas en manufactura y la facultad de ciencias jurídicas y económicas, para ayudarlos a organizarse como asociación. De igual forma contarán con el aporte de la policía para que estos espacios no sean tomados por otros vendedores estacionarios.