El Presidente Juan Manuel Santos anunció la puesta en marcha de un plan de intervención y de recompensas, orientado a fortalecer la protección de los líderes sociales y de derechos humanos en el país.

En este sentido, el Mandatario ordenó al Ministerio de Defensa intervenir en un lapso de 30 días las zonas  más afectadas en Cauca, Antioquia, Norte de Santander, Valle del Cauca, Risaralda, Nariño, Córdoba y Chocó, departamentos en lo que se han registrado mayor número de casos de representantes de acción y juntas comunales amenazados y asesinados.

De igual forma, para fortalecer la protección colectiva, dicho Ministerio  pondrá en marcha las Unidades Básicas de Protección (UBP), dependientes de las Seccionales de Protección de la Policía, para desarrollar esquemas colectivos.

Así mismo, Santos anunció la creación de una ventanilla única de denuncia en el Ministerio del Interior, a través de una línea para la recepción de información oportuna sobre estos hechos; y un sistema de recompensas por toda información que permita identificar a los responsables de los ataques.

Por su parte, luego de la revelación del director de la Unidad Nacional de Protección, Diego Fernando Mora, sobre la falta de recursos para atender las solicitudes de los líderes amenazados, el Presidente indicó que se implementará la Ruta Colectiva de Riesgo, y se le ampliará el presupuesto al ente de seguridad.