Sanos y salvos fueron rescatados cuatro de los doce niños atrapados en una cueva al norte de Tailandia.

El primer menor logró salir a las 05:40 p.m., y el segundo a los diez minutos. Sin embargo, los otros demoraron al menos dos horas.

Al llegar a la superficie, todos fueron trasladados hasta el hospital general de Chiang Raí, donde el gobernador de esa ciudad confirmó que se encuentran en buen estado de salud.

Sobre el rescate de los otros niños y su entrenador, autoridades anunciaron que deben esperan entre 10 y 20 horas para reponer las bombas de aire comprimido que utilizaron durante esta fase.

La operación ha contado con la participación de 50 buceadores internacionales y 40 tailandeses.

Los atrapados han recibido clases de natación y manejo de equipos de inmersión; y han estado acompañados por profesionales que les han suministrado bombonas de oxígeno.

Al momento, los rescatistas evalúan las posibilidades de lluvia para continuar con la operación de rescate, pues el mal clima retrasaría por varias horas, la llegada de los buzos a la cueva Tham Luang.