Medios de comunicación han revelado que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó el pasado mes de agosto, tomar acciones militares contra Venezuela con el objetivo de derrocar al presidente de ese país, Nicolás Maduro Moros.

Durante una reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Trump propuso a algunos miembros de su gabinete invadir al vecino país, alegando una “peligrosa crisis”. Sin embargo, sus asesores respondieron con sorpresa y total negativa, tomando en cuenta las serias implicaciones que conllevarían tales acciones, pero el Mandatario aseguró no descartar la opción.

No ha sido la primera vez que Trump manifiesta su intención de violar la autonomía del país suramericano. El pasado 11 de agosto, asomó nuevamente el tema durante un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos; y semanas después ante una Asamblea General de Naciones Unidas, expresó nuevamente su deseo de tomar medidas bélicas contra Venezuela, buscando alianzas con otros países de la Región.

Además, desde su gabinete se han impuesto numerosas sanciones contra varios funcionarios del gobierno venezolano, y en Estado Unidos han sido recibidos algunos de los principales actores de la oposición venezolana involucrados en las pasadas acciones violentas que dejaron más de 100 fallecidos en un intento de tumbar al Gobierno de Maduro.