Igor Akinfeev, arquero de los locales fue el héroe tras atajar dos lanzamientos en la tanda de penales.

España fuera, Rusia ganó en penales al mejor estilo de ‘Rocky’, aguantó a una combativa España de principio a fin y vio como su arquero derribó la ilusión ibérica.

En el compromiso, los hombres de Fernando Hierro se fueron arriba gracias a un autogol de Ignashevich, pero no renunciaron y empataron el partido gracias a un penal ejecutado por Dzyuba y de ahí en adelanté buscó aguantar, algo que hizo hasta la prórroga y forzar los penales.

En la tanda, Akinfeev detuvo los lanzamientos de Koke e Iago Aspas y mete a los suyos en los cuartos de final del Mundial.