Autoridades médicas del hospital Rosario Pumarejo determinaron que el estado de salud de Levith Rúa no reviste mayor gravedad.

Con base en el diagnóstico profesional y médico se determinó regresarlo a la cárcel de máxima y mediana seguridad  “La tramacúa”  con sede en Valledupar. 

Rúa, en lo que sería un plan para declararse inestable mentalmente y evadir la prisión, intentó quitarse la vida ingiriendo 12 pastillas de un antipsicótico  y se cortó el antebrazo, por lo que fue trasladado hasta esta entidad para ser tratado, pero bajo estricta vigilancia. 

Sin embargo, el día de ayer, los galenos determinaron que las heridas eran superficiales y le realizaron además un lavado estomacal para limpiar su organismo de las pastillas. 

Rúa regresó a la cárcel donde seguirá pagando su pena por haber abusado y asesinado a la joven Gabriela Romero y haber abusado de varias mujeres, entre las que se encuentra una menor de nacionalidad venezolana.