Publicado a las 09:57 p.m.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció desde la Casa Blanca que este viernes fue ejecutado un ataque con misiles contra el Gobierno de Bashar Al Asad, en Siria, conjuntamente con Francia y el Reino Unido.

La acción militar se dio tras el ataque con armas químicas a la población civil de Duma atribuido al régimen sirio; y fue dirigido, al parecer, contra centros de almacenamiento de estos elementos.

El secretario de Defensa del país norteamericano, Jim Mattis, informó que hasta el momento no hay bajas de Estados Unidos ni de sus aliados en la operación.

Trump aseguró que la ofensiva busca establecer “un fuerte elemento de disuasión contra la producción, propagación, y uso de armas químicas” bajo las órdenes de Al Asad.

En paralelo, el presidente de Francia, Enmanuel Macrón, manifestó que bombardeo está “circunscrito” a las capacidades de Siria sobre las armas químicas, mientras que la Ministra británica, Theresa May, aseguró que ha sido la única alternativa para contrarrestar al régimen sirio.

Entre tanto, en Damasco de escuchan fuertes detonaciones, y el Gobierno anunció que sus fuerzas de seguridad están defendiendo su espacio aéreo.