Depredadores sexuales: el placer de hacer daño.

278

Los depredadores sexuales, padecen ciertas patologías estrictamente relacionadas con su incapacidad de mantener relaciones interpersonales. Según expertos, esto generalmente sucede  a causa de algunos episodios que han impactado su vida de manera negativa -como violaciones o pertenecer a familias disfuncionales-, lo que ocasiona un impulso permanente de atacar al otro sujeto y ejercer poder sobre él a través del placer sexual. Sin embargo, también es necesario aclarar que en algunos casos, los factores externos no inciden en la conducta sexual agresiva del violador y las causas se remiten a factores biológicos, como anomalías cerebrales.

Por otra parte, a diferencia de algunas sociopatologías, en los abusadores no son comúnmente visibles sus características, por el contrario, mayormente suelen demostrar amabilidad, cortesía, respeto y simpatía, e incluso se han conocido casos en los que reconocidos profesionales que gozan de una gran reputación, logran así acercarse a sus víctimas y satisfacer sus necesidades sexuales.

En síntesis, uno de los más grandes obstáculos para atacar este fenómeno social que afecta no solo a mujeres y niños, sino también a los hombres, es no poder detectar con facilidad la presencia de un sujeto con esta sociopatía. Asimismo, desde las ciencias de la salud, solo en teoría pudiera existir un tratamiento, sin embargo, según estadísticas, hasta el momento son elevados los casos en los que los depredadores sexuales continúan atacando a sus víctimas luego de haber permanecido bajo detención intramural o en una clínica psiquiátrica recibiendo tratamiento.