El máximo ente regulador del Fútbol Mundial informó que el partido entre Sudáfrica y Senegal se debe jugar de nuevo por “Manipulación de partido”, disputado el 12 de noviembre de 2016, en eque Sudáfrica venció a Senegal 2-1 por Eliminatorías.

El arbitro que dirigió el partido, Ghanés Joseph Lamptey, el cual fue sancionado por pitar un penal donde hubo una mano inexistente del defensa senegalés Kalidou Koulibaly.

Sudáfrica ganó el partido, tras convertir el gol desde los 12 pasos y consiguió su única victoria hasta el momento.

El compromiso se jugará de nuevo en noviembre de este año y dará la ocasión a Senegal que actualmente es tercera a un punto de Cabo Verde y Burkina Faso en el grupo D.